Sobre el artículo “Una derecha mediática en plena forma” de Ignacio Muro

Tras leer la columna de opinión de Ignacio Muro en El País, me pregunto qué hay de malo en que desde la década de los 90 haya aumentado en España el número de medios de comunicación que defienden una ideología que no sea de izquierdas. Supongo que nada negativo, pero es la conclusión que saco después de leer y analizar unas cuantas veces el texto.

Entiendo que eso es lo bueno de la democracia, que existan diversidad de opiniones y posturas que respeten los derechos fundamentales. Era una mala situación la que se daba durante la dictadura de Franco hace años o la que se da actualmente en Cuba, Venezuela o China, donde únicamente hay una voz y en donde si uno se manifiesta de manera contraria a la “oficial” se le encarcela o se le tacha de ir en contra de no sé qué revolución.

Desde que nació la prensa de masas, y desde que Pulitzer o Hearst se dieron cuenta de que podían hacerse ricos contando noticias inventadas o sensacionalistas, muchos medios se han hecho seguidores de esta forma de vender historias.

Bien es cierto que el 11M es un tema recurrente y muy tratado por el periódico El Mundo, pero también es cierto que no está agotado. Digo esto porque la propia sentencia del tribunal exculpó a Al Qaeda, a la ETA y a la presencia de España en Irak. A día de hoy no sabemos -yo al menos- el por qué de este atentado y entiendo que la sociedad española tiene derecho a saberlo. Si estuviese totalmente claro, no existirían estas cuestiones. Este pensamiento lo comparte buena parte de la población y lo aprovecha el diario de Pedro J para vender más ejemplares. Es una forma de aprovecharse de una confusión que de raíz no ha generado El Mundo pero que sí está alimentando.

Fuente: Flickr.com

Parte del viraje ideológico de izquierda a derecha puede que tenga que ver con la prensa de derechas. Creo que la sociedad en general y las personas en particular cambiaron su criterio no solamente porque aumentara la prensa de derechas en sí misma, sino por los temas que ésta publicaba en la última legislatura de Felipe González, como los GAL, el escándalo de la Cruz Roja o el caso Roldán, etc; este último hoy de nuevo de actualidad. Unos temas que quizá nunca se habrían sabido si no hubiese emergido esa prensa.

La razón de ser de los medios de comunicación debería ser la de ejercer de “cuarto poder”. Pero ya que todos los medios obvian la objetividad informativa y hacen caso a la sentencia de Cohen y nos dan lo que quieren que leamos, veamos o escuchemos “impuesto” por el partido político o ideología con la que simpatizan, no nos queda otra que elegir entre unos medios u otros según deseemos o tengamos afinidad.

La izquierda debe dejar de preocuparse por esa derecha mediática en auge. Tiene que trabajar para dar poder mediático a la izquierda y dejar de hablar de lo que hace el contrario porque sino parecerá que carece de argumentos. Si cuentan con Think Tanks como la Fundación Alternativas o la Fundación Ideas, ¿a qué esperan para girar el pensamiento de intelectuales, profesionales y clases medias de este país?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s