Cristina Quintero: “Me entrego a Cristo, ahora empiezo a vivir”

"Cuando llegué a La Aguilera fue como empezar a encajar muchas cosas en vida que yo no entendía"

Hace pocos meses comenzó una nueva etapa vital. Se había independizado de sus padres, tenía un buen trabajo, una vida estable, decenas de amigos y ganas de comerse este mundo. Tras hacer la Comunión dejó de ir a misa porque “no le encontraba el sentido, me aburría”. El próximo 29 de agosto dejará su vida actual para entregarse a Dios. Entrará en el convento de clarisas de La Aguilera (Burgos).

¿Cómo sabes que Dios te llama de verdad a ser monja de clausura?

Por la paz que tengo en el corazón. Sé que mi vida sin Jesucristo no tiene sentido. Ahora que he estado como recogiendo los 30 años de mi vida me he dado cuenta de que había cosas que había guardado como oro en paño y ahora no me ha costado desprenderme de ellas. Sólo el Señor te da la fuerza para poder seguir avanzando en todo esto y es como vas viendo que es tu camino.

¿Siempre fue así tu relación con Dios?

De pequeña recuerdo ir a misa cuando iba a hacer la Comunión. También recuerdo que mi madre me enseñó a rezar el “Jesusito de mi vida”, el Padre Nuestro… Siempre recuerdo que en las homilías el sacerdote hacía preguntas y yo era la primera que levantaba la mano para responder, esto me lo recuerda mi amiga Tere muchas veces.

No he tenido una vida cristiana en mi familia. Mi familia, en parte, era como esas que ahora llevan a sus hijos a misa porque van a hacer la Comunión, aunque estoy muy agradecida de que mis padres me acercaran a la Iglesia.

¿En algún momento de tu vida has dado la espalda totalmente a Dios?

Después de hacer la Comunión me olvidé de la Iglesia, era como si no existiera, no iba conmigo, no la necesitaba, tampoco sabía que había grupos de post-Comunión y luego la Confirmación.
Cuando tenía quince años, mis amigos del pueblo se apuntaron a catequesis de Confirmación y yo, por no ser menos, me apunté con ellos. Pero cuando llegó el momento de las confirmaciones yo sólo había dado dos años de catequesis y no pude confirmarme, entonces pues ya pensé en no recibir el sacramento.

Pero como el Señor siempre te sorprende, en septiembre de ese mismo año mis amigas de Arganda del Rey se apuntaron a catequesis de Confirmación. Me apunté con ellas y no dije nada de que ya había hecho dos años anteriormente, entonces hice otra vez los tres años. Hoy doy gracias a Dios por esto porque seguro que si me hubiera confirmado en el pueblo me hubiera alejado de la Iglesia.

Dejaste de ir a la iglesia después de hacer la Comunión. Con quince años decides volver a misa. ¿Por qué?

Bueno, la verdad es que me costó. Aunque iba a Confirmación, lo de ir a misa no le encontraba el sentido, me aburría, pero en el segundo año de Confirmación empecé a dar catequesis y, claro, yo tenía que decir a los niños que fueran a misa. Si yo casi no iba, ¿cómo les iba a decir que fueran?

Y una cosa que siempre he tenido clara es que para poder decir a los demás que hagan o vayan a algo, yo debo ser la primera que tiene que dar ejemplo. Me ha pasado en muchas cosas relacionadas con el Señor al tener que transmitirlas a los demás y sobre todo a los niños. Fue cuando empecé a ir cada domingo a misa y encontrar el sentido de la Eucaristía que es el alimento de cada día. Sé que sin el Señor no soy nada, que le necesito para poder avanzar cada día en mi vida.

Tenías un trabajo estable, una vida resuelta, te habías independizado de tus padres ¿Qué le faltaba a tu vida?

Pues aparentemente a mi vida no le faltaba nada, lo tenía prácticamente todo como diría mucha gente, pero realmente tener todo eso no me llenaba, me faltaba algo que me hacía sufrir y no estar tranquila, pero en el único sitio que encontraba toda esa felicidad era en la Iglesia, cuando cada semana iba a dar catequesis, en la oración, campamentos de la parroquia… pero claro, eso sólo son unas horas a la semana no era todos los días.

¿Qué te hace dar el sí definitivo a Dios?

He encontrado a la persona con la cual quiero pasar el resto de mi vida. Quiero entregarme a Cristo y hacer su voluntad, además recibiré el ciento por uno. Agarrarme a Él y vivir en todo momento pensando en Él.

¿Por qué clausura? ¿Por qué las clarisas de La Aguilera?

Fuera del convento puedo tocar a mucha gente físicamente y ver cómo se acercan y se alejan de Dios. Se me parte el alma cuando veo cómo la gente se aleja de Dios. Desde allí, unida a Cristo en la oración y siendo una en Él puedo ayudar a todos y ser como un pozo que mana agua y llega a todos los lugares a los que fuera no puedo llegar.

Desde el convento, ese rincón de silencio y clausura, mis brazos se alzan hasta Dios para suplicar e interceder por un mundo que sufre y le busca, muchas veces en la oscuridad y en el pecado, en la locura del sinsentido. Quiero perderme en Cristo y entregarme con Él por cuantos no le conocen ni le aman.

La Virgen María me ha llevado a La Aguilera. Me llevó allí en la Pascua de 2010 y cuando llegué fue como empezar a encajar muchas cosas en vida que yo no entendía anteriormente. Estaban poniendo palabras a lo que yo anteriormente pensaba. Yo creía que estaba loca, ¿cómo podía estar enamorándome de Jesús?, pues sí, me había enamorado poco a poco de la persona que siempre está a mi lado.

Muchos piensan que al entrar en clausura estás perdiendo tu juventud. ¿Qué respondes a eso?

Sinceramente creo que ahora empiezo mi juventud porque anteriormente estaba atada a tantas cosas que pensaba que eran lo mejor y que no me han llevado a nada, sólo a alejarme de Dios. Ahora empiezo a vivir, es como si hubiera estado muerta y volviera a nacer. Empiezo mi juventud.

¿Qué les dices a aquellas personas que no se atreven a dar un sí definitivo a Dios?

Pues que no tengan miedo, que avancen, que no se queden en la mediocridad, quien no arriesga, no gana. Además, hay que fiarse de Dios porque Él nunca te va a dejar caer, siempre nos sostiene. Cuanto más te dejas abandonar en el Señor, más recibes porque lo demás que tenemos muchas veces sólo nos ata a no avanzar en el camino al Señor y nos alejan de Él.

> Las clarisas de Lerma abren otro monasterio ante el alza de vocaciones.

Anuncios

16 comentarios en “Cristina Quintero: “Me entrego a Cristo, ahora empiezo a vivir”

  1. Me siento muy identificada contigo en lo de la pérdida de contacto tras la Primera Comunión y el gran descubrimiento de lo que es la Verdad posteriormente. Te deseo todo lo mejor. Rezo por ti. Enhorabuena Cristinita!

  2. Yo, Cristina a ti si te conozco, aunque tu a mi no, tenemos una amiga en comùn, la verdad es que sin tener relaccion contigo no paro de pensar de ti.¿Sabes? soy madre, y no querria estar en el lugar de tu madre por nada en el mundo.Sinceramente,donde ves la utilidad de lo que vas a hacer?, primero hacer sufrir a los que te quieren, y por mucho que pienses en Dios, estas siendo muy , muy egoista, ¿que pasa con esos niños que cuentan contigo para el proximo año en tu escuela, y esos niños que quieren a Cristi para el proximo campamento, y si un dia tus padres son viejitos y necesitan a su hija, si tus padres, los que te dieron la vida, para que los ayudes a ir al medico, lavarlos o algo tan sencillo como estar con su hija porque se sientan solos, tu crees que a todos ellos le valdra pensar que estar rezando por sus almas, no cristi, ellos te necesitan a ti no solo en alma sino tmabien en cuerpo.
    Ellos te dieron una carrera, con gran esfuerzo , has conseguido lo que por todos luchan, y tu con tu egoismos solo piensas en rezar por sus almas , no guapa, ayuda en Somalia,Africa, Dios no se encerro en un convento ni monasterio a rezar, se dedico a difundir su palabra , hacer milagros y ayudar al projimo con hechos no con rezos. Sè fiel a quien te quiere , no me refiero a tu familia, si no a Dios y entregate a el con hechos, con hechos a los que tu puedas ver una recompensa, esas personas son dignas de admiracion, y valientes, lo sencillo es meterse en un convento, rezar y creer que asì estas haciendo el bien, no guapa te estas refugiando para creer que haces el bien , la gente no solo tiene que ser buena sino parecerlo, ayuda a quien te necesite, hulle si es lo que quieres pero con una utilidad ayudar al projimo asi ayudarar a Dios.
    Mira Teresa de Calcuta, fundaciones de Padres creando escuelas , ayuda a niños,madres solteras, ancianos desamparados esos te necesitan en cuerpo, repito no en alma.Por Dios piensatelo y usa tu vida para algo bueno, veras como asi notaras la verdadera recompensa, no hay nada mas reconfortable que el agradecimiento del ayudado, alli no lo vas ver nunca, y los pastelitos lo compramos en pastelerias, y las frutas y verduras en el mercado, mejor dar caridad que recibir para vivir no te parece, creo que es lo que te espera recibir caridad en vez de dar.Siento mi dureza pero es lo que pienso

    • Cristina ha hecho simplemente la Voluntad de Dios. Ella ha sido llamada para lo más grande: dar su Vida entera en rescate por muchos. Ella es la María de Betania que se afana en contemplar al Señor, mientras Marta preparaba las cosas materiales del Señor. La postura de “MATI” sí que es egoísta: sólo debe la vida a sus padres, sus padres la tienen de instrumento para cuando sean mayores, se puede ir a África (también abandona a sus padres….) o casarse con un chino e irse a China,…. Ella debe su Vida al Que es la Vida, Cristo y a Él se entrega por entero, no se reparte. Es una vocación especial que no está hecha para todo el mundo; igual que el matrimonio no es para todos, el sacerdocio, ser misionero, etc. Si pensamos en el campo que hemos arado antes no podríamos seguir arando….

  3. Cristi ya no te queda nada para iniciar una etapa de tu vida, que como tu has dicho arriba, comienza ahora tu vida.

    Habrá gente que no este de acuerdo o no, pero yo que te conozco, yo que he vivido muchos campamentos, catequesis contigo, puedo decir que la gente que te queremos, siempre vamos a querer que tu seas feliz y si es la decisión que tu has tomado nosotros la respetaremos, porque queremos que tu seas feliz.

    TE QUEREMOS MUCHISIMOOO

  4. Mati, quien no ha vivido personalmente la experiencia de la oración, no puede entender la vida contemplativa (lo digo por eso que dices: “Sinceramente,donde ves la utilidad de lo que vas a hacer?”)

    También dices que “Dios no se encerró en un convento ni monasterio a rezar, se dedico a difundir su palabra , hacer milagros y ayudar al projimo con hechos no con rezos”. Aquí tengo que corregirte. Jesucristo rezó, y rezó mucho. Y no quiero referirme tan sólo a esos 40 dias y 40 noches que pasó en el desierto rezando, sino a tantísimas ocasiones en que nos enseña lo imprescindible que es la oración. Si te fijas, en cada momento importante de la vida de Jesús encontramos que antes de todo, reza al Padre.

    Y una vida de oración no impide ayudar a los demás. En absoluto. Más aún, quien cree en el poder de la oración ya está haciendo mucho más de lo que con sus propias manos podría jamás hacer, pues recuerda que para Dios nada es imposible.

    Rezaré por ti, Mati, para que Dios te de confianza. Fe en la oración.
    Sólo me queda decirle a Cristina una cosa: enhorabuena. Dios te regala este don y tú respondes a su Amor. Como tú bien dices, recibirás el ciento por uno, y no tendrás que esperar al Cielo.

    • yo estuve el dia que entro en el convento, tenia muchas dudas de su decision, pero ese brillo especial en sus ojos y esa belleza que refrejaba su rostro me hizo sentir que realmente ahi era feliz.
      Espero que dios la vendiga y la acompañe en el camino tan duro que a escogido y sobre todo alcanze la felicidad que se merece,siempre te querremos

  5. En primer lugar quiero felicitar a Cristina por su entrada en el convento, aunque no la conozca mucho salvo por haber coinicidido en algun viaje de la diocesis con ella.
    Felicidades de todo corazón.

    En referencia a lo que opina Mati, lo cual respeto pero no comparto, quiero decir que responder a la llamada que el Señor nos hace a cada uno es amor, no es egoismo.

    Cristina no es valiente, simplemente ha experimentado el amor que el Señor la ha ofrecido, y en mi opinión eso es lo más bonito que nos puede pasar a nosotros como Cristianos en esta vida que Dios nos ha regalado. A Cristina no le hace falta esperar a morir ( Dios quiera que viva muchos años) e ir al cielo para amar a Dios, ella ya sabe como es el Cielo porque ya ama continuamente al Señor.

    En cuanto a su misión en el convento, no te creas que es fácil, rezar y amar continuamente al Señor requiere mucho esfuerzo y constancia, y eso es para que todos estemos agradecidos por su gran labor. Simplemente quiero añadir una pregunta para todos cuando Mati se referia a la gente que lo pasa mal en África, los pobres, etc ¿ Y nosotros que hacemos por ellos? ¿ Damos todo lo que tenemos a toda esa gente que lo pasa mal?

    Cristina no ha elegido un camino fácil, quizas sea el mas dificil, orar por todos aquellos que lo pasan mal y hacer sacrificios, es una misión tan grande y bonita como el que se va a África a ayudar a toda esa gente que lo pasa mal. Lo egoista hubiese sido seguir con su vida de antes y no responder al amor que el Señor le ofrecia.

    Saludos Cordiales y Que Dios Os Bendiga.

  6. Yo conocí a Cristina, no mucho, teniamos amigas en común, y hemos salido juntas en varias ocasiones, no puedo opinar de su vida de como era y de como es, ni de la decisión que ha tomado. Cada persona es libre de hacer lo que quiera, eso sin condiciones.

    Yo jamás hubiera tomado el camino que ella ha elegido. Sabemos que no se puede decir de este agua no beberé, yo en ese aspecto si lo puedo decir.

    Su vida y la de todos, es respetable, por lo que estoy segura que si ha debido de pensar y pensar y pensar mas de un millón de veces lo que iba a hacer, eso es para siempre (en principio). Para mi ha tenido un par de h…. muy grandes para hacerlo, pero eso no significa que esté bien o mal, es solo su decisión no la nuestra.

    Si tengo que dar una opinion al respecto: yo no creo en la Iglesia, ni en Dios, ni en Cristo, ni en las monjas, ni curas, ni nada de lo que pueda estar relacionado con esos conceptos, creo que todo es una farsa. Creo que ante nosotros se representa la gran verdad, pero estamos tan ocupados y extresados en nuestras vidas que no nos paramos a pensarlo. Creo que la Iglesia es una organización mas para recaudar dinero, sacandoselo a los creyentes, y divulgando mentiras. Es decir, odio esa mentira y los pensamientos de sus seguidores. Pero no por ello voy a dejar de tener amistad con mis amigos creyentes.

    En la diversidad de opiniones, ya os he comentado la mia, cada uno hace lo que quiere, y les debemos respetar como también nosotros merecemos respeto, por lo que si Cristina ha decidido ingresar como monja de clausura, solo me queda decirle que ha sido valiente cambiando su vida radicalemnte por lo que ella cree, y desearle que sea muy felíz para el resto de su vida.

    • Para F.N.S. (Frustracion No Solucionada).
      Amigo, lamento mucho que todavía no hayas sido tocado por el Señor, pero creeme, no pierdas la esperanza, todo llegara. No es nuestra voluntad , siino la de Dios. SIN DUDA, al menos para mi.
      A Cristina le felicito porque son pocas las elegidas a sufrir y gozar la clausura; que EL -sabemos- elige y posteriormente capacita. La envidio, y pido rece por todos los que nos quedamos con las ganas de que Jesús se fije en nosotros. Bueno eso es egoismo, debemos aceptar lo que el Hacedor de TODO, nos dicta, xq solo EL sabe lo que es bueno para nosotros, y solo tenemos que dejarnos llevar, ello parece dificil, más no lo es tanto si comprendemos el significado de la oracion, que es al alma lo que la sangre al cuerpo. DEBEMOS ORAR -hablarle al Señor- miremosle … un ratito … SIEMPRE ACABAREMOS POR OIRLE. “QUE BUENO ES DIOS” y que bonito puede ser cada dia que lo iniciamos con el proposito de poner buena voluntad y la bondad todo lo ilumina.
      Un abrazo afectuoso a todos y todas en J.C. Bendito sea Dios y bendiciones nos reparta con más abundancia por medio de nuestras oraciones. Gracias por vuestra atencion.
      Vuestro H.S.
      Toni

      • Mercedes Savon, porque ecribes Frustración No Solucionada?????
        En mi explicación he respetado a todo el mundo, porque no me has respetado tu a mi, escribiendo eso?? porque piensas eso de mi?? Veo que no has entendido lo que he escrito, pero tampoco quiero que lo comprendas, solo quiero que me respetes como yo he respetado a los creyentes, y como dice la palabra, no?? Que ilógico!!!!! una creyente No respeta y yo, una No creyente si.

  7. Pingback: 18.000 contenedores y cuatro barcos « El Blog de Pablo H. Breijo

  8. Pingback: En Iesu Communio pasa el tiempo pero no pasa el Amor | El Blog de Pablo H. Breijo

  9. Cristina, si yo fuera tu madre estaría muy feliz!! Porque la felicidad del hijo es la felicidad de la madre. Porque sólo somos “encargadas” de amar y cuidar. El DUEÑO de la vida nos presta los hijos para que lo ayudemos a regar de amor el mundo. Y contigo Dios quiere dar un gran riego!! Gracias por tu sí generoso, bendiciones a tu familia y GLORIA A DIOS EN TU VIDA Y POR TU VIDA. Nilda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s