Porque nunca hubo premio para los mediocres

La cantante estadounidense Krista Nicole

Acostumbro a ver en internet vídeos de gente que se anima a versionar una canción de su artista favorito. Algunos lo hacen bien, otros lo hacen mal y otros merecen que el mundo entero se acuerde de toda su familia. Pero bueno, es lo que tiene la democracia en la Red. Todo aquél que tiene acceso, puede publicar. Nosotros somos libres de elegir si lo vemos o no.

Hace no sé cuánto tiempo descubrí la música de Boyce Avenue, de Branko Koprivica, de Tijana Bogicevic y de Gavin Mikhail. Todos ellos se graban en vídeo y suben sus versiones (covers) y sus canciones originales a Youtube. Da gusto escuchar sus voces y su música, así como ver la delicadeza y buen gusto con la que graban y editan los vídeos.

Hoy he encontrado a Tyler Ward y a Krista Nicole. Buenas voces, brillantes. Si no entiendo mal, –todavía no soy bilingüe– Krista Nicole acaba de sacar su primer disco, que contiene cuatro canciones. Lo ha subido a Spotify y a iTunes y lo vende por cuatro dólares. Me encanta descubrir a gente como Krista, que es de esas personas que no vende los discos a 17 euros y luego no se mueven de casa, es decir, no dan un concierto y esperan cobrar a fin de mes tras pasar dos semanas en un estudio cantando.

El futuro de la música pasa porque los cantantes y grupos recorran salas y escenarios y bajen el precio o regalen su música a través de la Red. La clave está en dejarse ver en internet, que es un escaparate gratuito donde hay millones de personas esperando para ponerte un “me gusta” o dejarte un insulto como comentario. Y ahí sobrevivirán los que realmente aman la música, los que se entregan para y por ella, los mejores. Porque nunca hubo premio para los mediocres.

Un comentario en “Porque nunca hubo premio para los mediocres

  1. Tú lo dices, el truco de la música hoy día pasa por Internet. Gracias a esta herramienta he conocido -y lo que me ocurre a mi lo aplico a otros y otros tantos- bandas realmente interesantes, he ido a sus conciertos (tras verlso en acción en Youtube) y me he comprado sus discos (tras habérmelos bajado de sus páginas). Si el oyente es bueno y la banda o artista igual, no debería haber ningún problema y todos sacarán un beneficio: nosotros disfrutaremos de su música y ellos podrán vivir dignamente de ella. ¡Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s