El periodismo debe estar con los perdedores del mejor de los mundos

Günter Wallraff es conocido como "el periodista indeseable"

Ser negro y pasearse por barrios atestados de nazis. Ser indigente y sentir el asco en la mirada de los demás. Ser explotado laboralmente y aguantar por si acaso en un futuro suena la flauta y tengo un aumento de algo. Ser trabajador en un lugar en el que por estafar a ancianos recibes grandes incentivos. Fabricar panecillos y saber que llevan componentes alimenticios que son tóxicos.

Quizá cualquiera de nosotros rechazaría estar en la piel de alguno de las personas de los casos anteriores. El periodista alemán Günter Wallraff recoge en su libro ‘Con los perdedores del mejor de los mundos’ sus vivencias en cada una de esas situaciones, además de en otras.

Para todos esos “cambios de vida” se caracterizó –como se puede observar en la portada del libro– para no ser descubierto. Un trabajo de periodismo de investigación que merece la pena ser leído ya que parece que vivimos en una sociedad transparente y sin problemas.

Aunque Wallraff escriba sobre hechos ocurridos en Alemania, seguramente se puedan extrapolar a España o cualquier otro país del mundo al que llaman democrático y occidental. Ya que muchas de las empresas que aparecen en el libro desarrollan su actividad comercial en nuestro país. ¿Les suena de algo Lidl o Starbucks?

De entre todos los temas me centraré en redactar algo sobre el apartado de los “call center”, esos agradables vendedores que llaman al teléfono fijo de nuestra casa a cualquier hora –no suelen dormir la siesta– para ofrecer asesoramiento legal a buen precio, conexión a internet a no sé cuántos megas, recomendaciones bancarias o la enciclopedia de animales mejor ilustrada del mercado. La gente está harta de estas llamadas y existen sitios web en los que, si algún desgraciado te satura con sus promociones, puedes incluir su número en un listado de teléfonos spambasura– y desahogarte con otros tantos a los que les ocurre lo mismo que a ti.

Un género que en los últimos años han ejercido periodistas como Antonio Salas. Ojalá muchos otros desarrollasen este periodismo al servicio de las personas.

Recomiendo la lectura de este libro de Günter Wallraff, así como cualquiera de sus otros dos títulos: “Cabeza de turco” y “El periodista indeseable”, también sobre infiltraciones periodísticas.

> Con los perdedores del mejor de los mundos – Günter Wallraff

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s