Indignados del 15M, la ley está para cumplirla

La policía tiene el monopolio del uso de la fuerza, nos guste o no

Una de las cosas positivas de vivir en democracia es que se puede redactar cualquier texto bajo el amparo de la libertad de expresión. Un albedrío controlado siempre que no atente contra terceras personas. Es algo que parece claro.

En este blog muchas personas escriben sus comentarios en relación con mis escritos. Muchos nutren mis opiniones con nuevos puntos de vista y otros se limitan al insulto y la descalificación simple, sin fondo o argumento acompañante. Dicho esto me gustaría que la gente siguiese comentando.

Me he posicionado claramente a favor de la policía nacional en cuanto a su desprecio por parte del Gobierno de España y por aquellos que ocupan espacios públicos reclamando sus cuestiones. A mí no me gustan muchos de los artículos de la Constitución Española y para ello existen organismos que articulan el que yo pueda manifestarme en la calle ordenadamente, con autorización administrativa y sin molestar a otras personas que no piensan como yo.

Lo que me parece anormal es que se tomen calles y plazas porque toca. Los manifestantes del Movimiento 15M llevan varias jornadas cortando vías y pretendiendo asentarse en lugares como la Puerta de Sol. ¿Qué derecho tienen a impedir mi libre circulación? Si yo deseo tomarme un helado en el centro de España no puedo. Y no cabe echar la culpa a la policía de que no me permita el acceso. La policía está ahí porque unos llamados indignados –que a lo mejor son siete millones, pero recordemos que en España somos más de 46– quieren ocupar la plaza para plantar el chiringuito. El acceso a mis paseos madrileños me lo impide la autoridad por culpa de los irritados.

Como se puede observar en el vídeo adjunto, un importante número de personas limitan los derechos de los demás. Y dirán que los políticos también limitan sus derechos. Pues que denuncien, que para algo está la Justicia, ese poder denostado en no pocas ocasiones.

La policía carga porque tú, indignado, estás asediando un edificio público –en el cual pueden, o no, haber personas elegidas por más de 20 millones de españoles en las urnas– y es su competencia la de defender el orden establecido. Y no al revés, no. La policía no carga si tú no asedias; esto no es Cuba, ni Corea del Norte, ni China.

Y lo mismo ocurre con el periodista Gorka Ramos. Sí la policía le dice que se marche, debe obedecer. No se trata de que Ramos está en un sitio público o sea periodista. Se trata de que la policía ha decidido que ese lugar público debe ser desalojado y ninguna persona puede estar ahí. Sencillo, es como cuando cortan una calle por obras o cuando no se me permite circular con mi coche porque es el desfile del orgullo homosexual o viene Carlinhos Brown a no sé qué. Si desobedeces a la autoridad –la cual tiene el monopolio del uso de la fuerza, nos guste o no– ya sabes las consecuencias, la ley está para cumplirla. Y si piensas que la policía abusa, denuncia. ¿O no sabes lo que es un juzgado?

Un comentario en “Indignados del 15M, la ley está para cumplirla

  1. pues llama franco y que te venga a rescatar de los comunistas…. mentes simples, blanco o negro, no hay mas colores, verdad? asi nos va..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s