Hasta la cumbre. Una luz más entre la sombra propia

El libro del sacerdote Pablo Domínguez Prieto es una luz más entre las sombra

El mundo está lleno de personas que hablan mucho pero que no dicen nada. Grandes discursos, palabrería vana, clases magistrales e, incluso, homilías vacías.

El pasado fin de semana acudí a un concierto en Madrid. Cantaba Hillsong, un grupo musical –aunque ellos mismos se definen como una iglesia– que hizo saltar a unas 5.000 personas en el Palacio de Vistalegre. Las letras de sus canciones son todas religiosas, algo que podría resultar incompatible con saltar y bailar. Incluso alguno se echará las manos a la cabeza –si no se las ha echado ya– por vincular una batería o una guitarra eléctrica con la Palabra de Dios.

Hillsong son cristianos evangélicos. En España es muy complicado, quizá imposible, que un grupo musical católico haga que cinco millares de jóvenes llenen un pabellón o una sala de conciertos. Las bandas musicales católicas no reciben apoyo de nadie, y mucha veces ese apoyo es equivocado o no aparece.

Pese a todo, existen luces dentro de la propia sombra. Por ejemplo, el grupo La Voz del Desierto va a contracorriente de cantautores que hablan de Dios mientras aburren a todo aquél que les escucha. Y no hablaré de sacerdotes cantantes que intentan ir de modernos y al final lo único que provocan es mofa y risa por parte del que les ve o les escucha. Gracias a Dios, La Voz del Desierto desde hace años propone una alternativa a una música que es sostenida por dos o tres discográficas católicas que ni saben de música ni tienen fe.

Hace días terminé de leer un libro escrito por el sacerdote Pablo Domínguez Prieto. Una luz más entre la sombra que, paradójicamente, proyecta la Iglesia Católica. El título es “Hasta la cumbre”. Hacía tiempo que no leía algo similar. Supera con creces otros libros de cabecera que yo consideraba los mejores que había leído. Recomiendo que compren, lean y regalen este testamento espiritual a familiares, amigos y enemigos. Les cambiará la vida a usted y a ellos.

Pablo Domínguez habla de Dios sin rodeos, sin moralina, sin levitar. Escribe sobre la realidad del cristiano. Con los mismos acordes de Hillsong pero sin guitarra eléctrica.

Hasta la cumbre: testamento espiritual – Pablo Domínguez Prieto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s