La niña que escribía cartas a Dios

A lo largo de la Historia se han escrito miles de textos hablando sobre Dios. Algunos pensarán que esto es algo natural y normal. Sin duda lo es. Pero, ¿y si esos renglones los escribe una niña de seis años? Entonces produce sorpresa y curiosidad. “Querido Jesús. Yo sé que Tú sufriste tanto en la Cruz, y yo esta semana de Pasión quiero sufrir contigo, quiero sufrir por las almas que lo necesitan, para que se conviertan”. Estas líneas fueron redactadas el 16 de marzo de 1937 por Antonietta Meo, una niña italiana de seis años.

Intentaba que escribieran algo para ponerlo a los pies de la imagen del Niño Jesús que tenía en su habitación “para que Él de noche viniera a leerlas”.

Nennolina –que era como la apodaban en su casa– nació el 15 de diciembre de 1930 en Roma, en una familia acomodada que vivía a pocos metros de la basílica de la Santa Cruz de Jerusalén. En este templo reposan hoy sus restos mortales. Su sepulcro está en una pequeña sala, anexa a la iglesia. Cualquiera que la visite podrá ver con sus propios ojos unas pequeñas cuartillas con un trazo infantil. Son algunas de las más de cien cartas que esta niña escribió a Dios.

El testimonio de María Meo, la madre de Nennolina, también ha llegado hasta nuestros días. Cuenta que cuando su hija tenía poco más de tres años dijo: “Jesús, dame la gracia de morir antes de cometer un pecado mortal”. Meses después, la oración de Nennolina y el plan de Dios se hacían uno. La rodilla izquierda de la pequeña se empezó a hinchar y sus padres consultaron al médico si aquello era culpa de un simple golpe. Pero no, aquella inflamación era provocada por un osteosarcoma. Es decir, un cáncer de huesos. A Nennolina le amputaron la pierna. Fue un duro golpe para sus familiares, pero, sorprendentemente, no para ella. Sus padres decidieron enseñarle catecismo para que tomase la primera comunión. Fue en esta etapa cuando empezó a dedicar sus cartas a Dios. Como aún estaba aprendiendo a escribir, dictaba los textos a su madre o hermanas.

Cada día, intentaba que escribieran algo para ponerlo a los pies de la imagen del Niño Jesús que tenía en su habitación “para que Él de noche viniera a leerlas”, explicaba Nennolina. El 15 de septiembre de 1936 dictó la primera de sus cartas. Fue breve. En ella dice: “Querido Jesús, hoy voy a ir a pasear, voy donde mis monjas y les digo que quiero hacer la primera Comunión en Navidad. Jesús ven pronto a mi corazón que así te abrazaré fuerte, fuerte y te besaré. Oh Jesús, quiero que te quedes siempre en mi corazón”. A pesar del cáncer, ella estaba feliz. Una felicidad que contrastaba con la tristeza de su padre. A él le dedicó uno de sus escritos donde le decía que “estoy muy contenta porque Jesús me haya mandado esta desdicha, así soy su predilecta”.

En la Nochebuena de 1936 recibió la primera Comunión. Fue a la iglesia con un aparato ortopédico en su pierna. Al final de la misa, pese a su intenso dolor, Nennolina estuvo arrodillada durante una hora para dar gracias a Dios. Cinco meses después recibió el sacramento de la Confirmación. A partir de aquel día su salud empeoró. La última carta tiene fecha de 2 de junio de 1937. En ella se puede leer: “Querido Jesús crucificado, yo te quiero tanto, y te amo tanto. Yo quiero estar contigo en el Calvario. Querido Jesús, dile a Dios Padre que lo amo tanto a Él también. Querido Jesús dame Tú la fuerza necesaria para soportar estos dolores que te ofrezco para los pecadores”. Nennolina murió con serenidad el 3 de julio de 1937.

“La santidad es para todas las edades”

Cuando Nennolina aprendió a escribir firmaba todas sus cartas con dos nombres: Antonietta y Jesús. Eso demostraba que tenía una unidad total y un diálogo vivo con Dios. En diciembre de 2007, Benedicto XVI la declaró venerable. El Papa dijo sobre ella que “su vida, tan sencilla y al mismo tiempo tan importante, demuestra que la santidad es para todas las edades: para los niños y para los jóvenes, para los adultos y para los ancianos”. En la actualidad, su proceso de beatificación sigue abierto.

[Publicado en el Semanario Alba]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s