24 oraciones

En España llueve por no llorar

En España llueve por no llorar

Hoy, 22 de octubre de 2013, es una fecha llena de dolor. Sin duda, la anterior es una frase hecha pero llena de verdad. El perverso Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha sentenciado que la terrorista Inés del Río debía ser puesta en libertad. Bien es cierto que esta perversión judicial nace de otra. España es culpable de que esta tipeja ahora este desayunando, comiendo, merendando y cenando en una marisquería mientras vuelve a brindar por cada uno de sus asesinatos.

La “doctrina Parot” ha logrado que las herriko tabernas hagan el agosto durante el mes de octubre. ¿Qué beneficio penitenciario debe tener un asesino? Creo que no cabe provecho alguno ni por hacer manualidades con arcilla, ni por sacarse dos carreras, ni por ser monaguillo en la misa de la cárcel. ¡No!

Siempre he creído que en España sólo nos acordamos de Europa por dos cuestiones: Eurovisión y la Champions League. Dos mofas que únicamente sirven para aumentarnos el ego y sacarnos dinero del bolsillo. Las historias supranacionales inventadas por mentalidades ilustradas nunca me han gustado. Pienso ahora -además de en la Unión Europea- en nidos de víboras como la ONU, la OMS, el derecho internacional o el infame Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Del Río fue condenada a 3828 años de prisión -a veces los jueces parecen idiotas poniendo condenas tan prolongadas- por un total de 24 asesinatos. 24 vidas que el bastardo tribunal europeo no considera derechos humanos. El primer derecho humano es la vida. El sentido común falla en el cerebro y en el alma de los miembros de este nido de víboras europeas vestidas con toga. 

Alguien dirá que hoy España es más demócrata que ayer por haber cumplido una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. La excarcelación de la furcia etarra solamente la quieren sus familiares y simpatizantes. En España nadie quiere que una asesina que segó 24 vidas esté pasando la Navidad en su Navarra natal o veraneando en un hotel lleno de guiris en Benidorm. Sin hacer encuestas, la mayoría de la sociedad española desea que esta asesina vuelva a la celda de la que nunca debió salir. ¿La democracia no da el poder a la mayoría? ¡Los cojones!

Y salen los ministros del Gobierno español compungidos. Cuánto falso dolor. Les importan un carajo las víctimas del terrorismo. “Estamos en un Estado de Derecho”, dicen. Se les llena la boca con eso y de ahí no salen. Lo mismo hacen otros políticos. “Debemos acatar la sentencia”, afirman.

La zorra del río -me gusta el apodo y el juego de palabras- asesinó, como digo, a 24 personas. Ha estado en la cárcel 26 años. Sí, para el TEDH, para la Audiencia Nacional, para el Fiscal General del Estado y para los políticos mediocres que no tienen ni sentido común ni conciencia de país debemos acatar una sentencia que dice que una vida humana supone algo más de un año de cárcel. Tal cual.

¿Esto de qué va? Va de que la sentencia europea la han firmado 17 jueces malnacidos. Entre ellos hay un español que ha hecho carrera jurídica y política gracias al PSOE. ¿Por qué no frenó el proceso judicial? ¿Qué pueden saber de la banda terrorista ETA los otros 16 jueces? ¿Qué pueden saber del atentado de la Plaza de la República Dominicana (Madrid) uno de Luxemburgo, uno de Italia, una de Letonia, uno de Liechtenstein, una de Mónaco, una de Austria, uno de Chipre, uno de Albania, una de Irlanda, una de Turquía, uno de Bélgica, uno del Reino Unido, uno de República Checa, uno de Países Bajos, uno de Moldavia o uno de Bosnia?

Pues no tienen ni puta idea. Ya se lo digo yo antes de que ellos respondan. Apuesto a que alguno de estos soplagaitas a los que usted y yo les pagamos el sueldo piensa que fue Franco el que encarceló a la etarra. Y tengan ustedes por seguro que los terroristas desean que estos magistrados sean denominados hijos adoptivos de la bastarda y falsa patria inventada por Sabino Arana. Léase País Vasco. Al tiempo.

Y en vista de que ni gobiernos ni jueces hacen nada por las víctimas del terrorismo, solamente cabe una cosa. Rezar. 24 oraciones por cada una de las víctimas de la asesina que nunca se arrepintió de lo que hizo y que ya está en la calle. 24 oraciones por:

Vicente Romero.
Juan García Jiménez.
Esteban del Amo García.
Fausto Escrigas.
Ricardo Sáenz de Ynestrillas.
Carlos Vesteiro.
Francisco Casillas.
Y 17 guardias civiles.

Que se lean bien alto sus nombres. Hoy en España llueve por no llorar.

2 comentarios en “24 oraciones

  1. Pingback: El fin de la Doctrina Parot podría afectar a un proceso de beatificación | El Blog de Pablo H. Breijo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s