Los santos del siglo XXI

Ni yo mismo sabría explicar claramente lo que es un santo. La Iglesia católica es quien decide quién merece ser santificado y quién no. Hay establecidos varios procesos burocráticos y de estudio que alargan varios años un proceso de canonización. Por lo general se pide que se demuestren dos milagros para hacer santo a alguien.

Elizabeth Joice murió de cáncer semanas después de dar a luz

Elizabeth Joice murió de cáncer semanas después de dar a luz

Mi buen amigo Miguel Ángel Malavia tiene la sana y bisoña costumbre de canonizar a propios y extraños, a católicos y a ateos. Yo no sigo sus pasos en esa personal “Congregatio de Causis Sanctorum” pero, concretamente, sí que me suele dar por santificar sin aprobación eclesial a quien entrega su vida hasta la muerte por la salvación de su hijo.

Al fin y al cabo -y al alfa y omega- solo Dios sabe quién le acompaña en la bóveda celestial. Nosotros aquí abajo deducimos y la Iglesia canoniza como buenamente puede y con ayuda divina. Ya hablé en su día de Chiara Corbella o de Elena Romera. Dos ejemplos, para mí, de santidad en vida.

Hoy la prensa habla de Elizabeth Joice, una mujer de 36 años enferma de cáncer que estando embarazada renunció a someterse a quimioterapia para que no afectase a su bebé. Creo que de esto va la vida. La vida de todos y cada uno de nosotros. Renunciar a nosotros mismos para entregarnos a los demás.

Este es un vídeo que ha colgado en Youtube el marido de Elizabeth, quien afirma que “lo dio todo para ser madre“. Todo. Es decir, la vida. Si uno lee el Evangelio -que de vez en cuando no viene mal- puede ver que Jesucristo también dio todo, dio su vida para la salvación de la humanidad.

El ejemplo de Elizabeth Joice debería leerse en catequesis, debería imprimirse y repartirse en las parroquias. Gracias a Dios yo no canonizo.

4 comentarios en “Los santos del siglo XXI

  1. Pingback: Los santos del siglo XXI

  2. En estos dias recordamos la memoria de Suárez. Al leer este artículo de Pablo, no podemos dejar de recordar también a la hija mayor de Suárez, Marian Suárez. A Marian le diagnosticaron un cancer cuando estaba embarazada y prefirió retrasar el tratamiento hasta después de dar a luz para no perjudicar a su hijo. Marian falleció años después por esa enfermedad. Saludos

  3. Santo es ser apartado del mundo, sin salirse del mundo como Dios.
    Hay santo lo que ella similarmente hizo Colbe en un campo de concentracio dio su vida por salvar a otra persona, “No hay amor mas grande que da la vida por otro”; muy similar a Jesus, al Santo Colbe y a Elizabth Joice; bueno escuchar este tipo d3 noticias.

  4. Pingback: La complejidad del aborto | El Blog de Pablo H. Breijo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s