Los obispos españoles y El Yunque

Como es sabido, la Organización Nacional de El Yunque tiene el objetivo mesiánico de “instaurar el Reino de Dios en la tierra”. No lo digo yo, lo dicen quienes han formado parte de esa secta, han logrado abandonarla y han tenido la valentía de dar su testimonio. Pero, ¿qué opina la Iglesia católica sobre El Yunque en España? Permítanme que, en esta ocasión, reduzca el término Iglesia a la palabra obispos. ¿Qué opinan los obispos españoles sobre El Yunque?, ¿saben algo?, ¿no saben nada?

Obispos españoles

La pelota de El Yunque está en el tejado de la Conferencia Episcopal Española

La respuesta es que saben mucho. En más de una ocasión se ha hablado de este tema en las reuniones en la Conferencia Episcopal Española (CEE) y además los prelados han tenido ocasión de leer un documento titulado “El Transparente de la Catedral de Toledo”, que es fácil de encontrar en Google. Fue el hoy obispo auxiliar de Getafe, José Rico Pavés, quien pidió la redacción de este documento allá por marzo de 2010. Este mismo prelado acudió como testigo a un juicio celebrado en Madrid en primavera de 2014 y afirmó que El Yunque existe en España.

¿Solo el obispo auxiliar de Getafe sabe de la existencia de esta secta secreta? En enero de 2011, José Luis Barbería escribió en el periódico El País un artículo titulado “Los secretos del Tea Party español“. Con razón, ustedes podrán decir que éste es un diario anticlerical de principio a fin. Yo opino lo mismo. No son caricias precisamente lo que da este periódico a la Iglesia católica. Barbería entrevistó al cardenal Antonio Cañizares, actual arzobispo de Valencia, y éste le respondió que “ya no se llaman el Yunque, ahora se llaman Asociación por el Bien Común y creo que están prestando grandes servicios a la sociedad. No hay problema con ellos, por sus hechos se les conocerá. Se lo digo sinceramente: esos padres de alumnos pueden estar tranquilos”. Por tanto, no es el periodista el que opina sino el cardenal el que afirma. Entrecomillado está.

Los miembros de El Yunque -o Bien Común, como afirma Cañizares- han visitado los palacios episcopales de Ávila, Bilbao, Getafe, Salamanca, Valladolid, Alcalá de Henares, Córdoba, San Sebastián, Palencia, León o Santiago de Compostela. Todo para convencer directa o indirectamente a los obispos de que la tarea yunquera de instaurar el reinado de Dios en la tierra es buena. Sería buena si nadie sufriera por la existencia de esta secta con falso velo católico.

Obispo Munilla

El obispo Munilla desea que la Organización Nacional de El Yunque desaparezca

Algunos obispos como José Ignacio Munilla, titular de San Sebastián, se han cansado de El Yunque. No lo digo yo, lo afirmó él mismo en una entrevista concedida a Infocatólica el pasado uno de octubre de 2014. El obispo explica que “también quiero señalar una dificultad añadida para la colaboración de los católicos que participan en iniciativas ciudadanas en la vida pública, cual es la integración de algunos de los líderes en organizaciones «secretas» (o de naturaleza reservada), lo cual está siendo en España motivo de desconfianza y de desmembración de muchos movimientos cívicos conformados mayoritariamente por católicos. Sin duda, se trata de un fenómeno muy minoritario, pero las dificultades que se originan por este motivo son muy importantes”. No hace falta que yo les explique que Munilla se refiere a las manifestaciones provida y las organizaciones tapadera de El Yunque.

Sin lugar a dudas, los católicos deben apoyar cualquier manifestación, concentración o acto pacífico que vaya a favor de la vida humana. Faltaría más. El problema es que El Yunque dota de violencia verbal a estos actos cívicos. Ello hace que algunas personas católicas no quieran asistir a manifestaciones promovidas o lideradas por miembros de esta secta. Ello divide al colectivo provida y debilita la unidad de la sociedad en ese sentido.

Sin duda sería malo para la Iglesia católica que se destapase el tema de El Yunque. Sería malo a corto plazo porque se diría que los católicos somos paramilitares, secretistas, manipuladores de menores de edad o mentirosos compulsivos. Pero sería bueno a largo plazo porque, una vez pasada la tormenta mediática, la Iglesia quedaría libre de asociaciones secretas autodenominadas católicas que lo único que hacen es sembrar discordia. Ahora la pelota está en el tejado de la Conferencia Episcopal. No se demoren, que el río se desborda. Sean valientes. Somos muchos los que estamos con ustedes.

4 comentarios en “Los obispos españoles y El Yunque

  1. Pingback: Los obispos españoles y El Yunque

  2. Creo que la Iglesia Católica no aprueba nunca las “asociaciones secretas”. El fin nunca justifica los medios. Confío en que la Iglesia Española lo valora al igual que nosotros, y lo condena de la misma forma.

  3. Pingback: La censura de El Yunque en España | El Blog de Pablo H. Breijo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s