La ira de los cristianos

La ira es un sentimiento humano. A veces el cristiano se llena de cólera y explota contra propios y extraños. En ocasiones quien se hace llamar seguidor de Jesucristo usa la violencia verbal y física cuando debería dejarse dominar por la templanza. Me incluyo.

Esta mañana en Pakistán hubo ataques contra tres iglesias católicas que han dejado decenas de muertos y heridos en Lahore, al norte del país. Desde aquí van mis oraciones por las almas de los fallecidos y deseo la pronta recuperación de quienes han sufrido tal barbarie terrorista.

Lo que me ha sorprendido es la reacción que han tenido algunos pakistaníes tras los atentados cometidos. Desconozco si eran católicos o no. La ira se ha apoderados de ellos, han agarrado a dos de los terroristas y, como se aprecia en la fotografía, los han quemado en la plaza pública.

pakistan lahore atentado iglesias cristianas

Dos presuntos talibanes fueron quemados tras los atentados cometidos contra tres iglesias en Pakistán.

La agencia Associated France Press (AFP), dueña de la imagen tomada por el fotógrafo Arif Ali afirma que “un grupo de cristianos pakistaníes enfadados se reúne al rededor de los cuerpos quemados de dos presuntos terroristas talibanes después de los ataques suicidas contra varias iglesias en Lahore el 15 de marzo de 2015”. Y añade que tales ataques desataron la violencia. Me pregunto si este abominable acto de quemar a dos personas lo cometieron cristianos en señal de venganza. Deseo que no.

Horas más tarde, la misma AFP ha publicado una foto hecha por Banaras Khan en la que se ve a un grupo de cristianos protestando de manera pacífica en la ciudad pakistaní de Quetta -a casi mil kilómetros de Lahore- tras los atentados cometidos contra las iglesias.

cristianos protestan en pakistan

Cristianos protestan en la ciudad pakistaní de Quetta tras los antentados contra tres iglesias

Las protestas pacíficas y la oración deben sustituir siempre a cualquier atisbo de venganza. Por muy duro que sea el ataque contra la fe, es importante recordar las palabras de Jesucristo cuando dice que hay que amar a nuestros enemigos. Claro que es difícil, pero ¿qué mérito tiene si solamente amamos a los que nos aman? Descansen en paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s