Quique Lázaro. Esto ha comenzado

Familiares, hermanas, amigos y quizá algún desconocido no se sintieron incómodos al cambiar un 2 de junio por un 31 de mayo. Sabían que lo que se prometía no era deuda y solo pedirían perdón y mostrarían lamento póstumo los que no iban a asistir.

concierto Quique Lazaro musica canciones music indie la sal madrid escuchar acordes letra cancion letras

Las luces fluorescentes que saturaban el blanco en la oscuridad del lugar eran tiniebla frente a la luz natural de Quique Lázaro. El periodista que se cansó de no servir y que ahora se opone a la vida corriente marcando fechas en el calendario.

Estaba allí. En el escenario. Acariciando su guitarra. Con sus escuderos Gonzalo y Eduardo. Un tridente que Fátima convirtió en cuarteto de éxito.

Un elegante concierto que hizo nacer la agradable sorpresa en decenas de rostros. Quique es magnético. Hizo correr un fugaz puente instrumental para decir un “perdón padre por el taco” antes de dejar caer la palabra malsonante mientras su padre sonreía sin lugar a enfado.

Los gintonics de la barra eran de tercera en comparación con el que nos sirvió Beatriz junto a su hermano Quique en los primeros compases de la épica noche. Ella estaba nerviosa hasta que la guitarra respiró. Pronto se sintió segura como cuando alguien tiene esa seguridad del amor desinteresado.

La memorabilidad de la velada era patente y los teléfonos móviles guardaban megas y megas de letras, palabras y canciones. Y es que nada de esto fue un error y el espíritu de Coti vino a los corazones de los presentes y a las voces que brotaban desde el escenario. Los errores no se eligen para bien o para mal y ello levantó al respetable, que se sabía no yerrático.

La Sal, que así se llamó y se llama el garito elegido para la puesta en escena, se convirtió en el salón de casa en la visitación de buena gente. Qué bien se está hoy aquí, 31 de mayo. “Muchas gracias. Sois unos motivados y me estáis motivando mucho”, dijo el cantante. Un motivación que no descendía ni por algunos acoples de la mesa de sonido.

La noche pedía versos, solicitaba poemas y necesitaba poesía. Las palabras de Carlos hicieron bailar lento a almas y a corazones. Punteo, foco, libro y recitado. El vaticinio presagiaba lo mejor.

Estos versos suaves se convirtieron en fortaleza. “Golpe a golpe, verso a verso”, cantó Gonzalo haciéndonos saber que Serrat también habita en la arquitectura.

Aquella noche el tiempo fue más relativo que nunca y la mayoría ya cuenta a otros lo que allí pasó. Lo contarán y lo cantarán. Porque como dijo Quique, “vaya como vaya seremos historia, seremos leyenda”. Esto ha comenzado.

Anuncios

Un comentario en “Quique Lázaro. Esto ha comenzado

  1. Pingback: La Verdad de Tarays | El Blog de Pablo H. Breijo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.