instagram tears tear lagrimas lagrimas llorando llorar crying pablo h breijo hernandez experiencia vital historia metro

Instagram no llora

Ella iba sentada en el vagón mientras la siesta estaba en el reloj. Quizá regresaba de trabajar o de estudiar. O iba en lugar de volver. No cruzaba la treintena. Llevaba en una mano el teléfono y en la otra un café de esos que se sirven en vaso de cartón con el propósito de…

Tu voto:

«Mejor dos euros»

Resulta que con la crisis la picaresca se desata y es indomable. Caminaba esta mañana entre las calles aún vacías de mi ciudad cuando me preguntó un joven. – «Hola, ¿puedes darme sesenta céntimos para un bocadillo?» – «Sí, claro». Le dije. Busqué en mi cartera y le di lo solicitado. Cuál fue mi sorpresa…

Tu voto: