Mali y el quinteto

Hace no mucho tiempo escuché decir a un destacado miembro del ejército español que Occidente despliega sus efectivos en naciones como Irak o Afganistán para evitar que haya atentados terroristas en Europa y Estados Unidos. Es lo que se conoce como ataque preventivo. La verdad es que es una buena táctica. Es como el que, ante la inminente llegada del verano, coloca trampas para hormigas en las esquinas de la cocina. Sabe que vendrán a vaciarle la despensa y las ataca de forma preventiva.

Mali

Deseo que pronto llegue la paz a Mali. Somos solo personas.

Es una buena maniobra de marketing, y no me refiero a las hormigas. Basta con repetir cien mil veces que todos los musulmanes son de Al Qaeda y meter el miedo en el cuerpo desde las portadas de la prensa y los parlamentos políticos. Es el terrorismo internacional que maneja y dispara armas vendidas por Estados Unidos, España, Francia, Rusia… Qué paradoja, ¿verdad? Cuentan por ahí que algunos llaman “islamistas radicales” a aquellos que se levantan contra un gobierno porque llevan quince años sin agua corriente en casa y bebiendo de las alcantarillas.

En 2003 muchas personas -quizá tú también- criticaron el hecho de que los presidentes de Estados Unidos, España y Reino Unido se reuniesen en una de las nueve islas de las Azores (Portugal) para hacerse una foto y decir que había que derrocar a Sadam Hussein. Miles de personas salieron a la calle en decenas de países para manifestarse en contra de este ataque que contaba con misiles, aviones, soldados y hasta un barco hospital patroneado desde España. Muchos se manifestaron porque el trío de las Azores estaba formado por políticos conservadores y porque la santa Organización de Naciones Unidas (ONU) -permítame la ironía- no aprobaba tal acción militar.

En 2011, Estados Unidos y Francia invitaron al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a aprobar un bombardeo sobre Libia. Así, tal cual. Entre los quince consejeros de la ONU en materia de seguridad hay cinco que tienen derecho a veto. Es decir, que si uno de ellos dice “no”, cualquier resolución se guardará en un cajón. Casualmente -ja!- entre ese quinteto están Estados Unidos y Francia. A nadie le importó lo que pasaba en Libia. Se manifestaron cuatro y el de la bandera de la IIª República española, que no se pierde una. Simplemente Gadafi era igual de malo que Hussein pero, esta vez, el que encabezaba la operación era un tal Obama, el presidente sonriente.

En 2012, el Consejo de Seguridad de la ONU pidió una intervención militar en Mali. Un texto promovido por Francia -la del quinteto- y Marruecos, en el que se exige que se “pongan fin a los abusos de los derechos humanos y las violaciones del derecho internacional humanitario, incluidos los ataques selectivos a civiles, la violencia sexual, el reclutamiento de niños soldados y los desplazamientos forzosos”. Siendo cortés, diré que al quinteto y su ONU le importa un comino lo escrito en los dos renglones anteriores. Es triste, pero es así.

Existe otro tipo de intereses que nunca leeremos en prensa y que nunca conoceremos en su totalidad. Las decisiones políticas siempre conllevan algún provecho. Es fácil pensar en las teorías conspirativas, pero es que a veces son en blanco y en botella. ¿Por qué la ONU no interviene en Siria? Pues porque Rusia -del quinteto- tiene intereses allí y no va a consentir que nadie toque un pelo al presidente Bashar Al-Assad. Y no crea que los sirios están mucho mejor que los habitantes de la República de Mali, la cual, por cierto, se independizó de Francia en 1960.

Deseo que pronto llegue la paz. Somos solo personas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s